Caso Clínico: Desplazamiento dorsal del Paladar Blando en caballos de carreras

AUTOR: JULIO GESUALDI MOLINUEVO

M.P.1349 – Acred. S.E.N.A.S.A 05 0552-01

Facebook – LinkedIn – WhatsApp: +54 9 11 6616-0075 )

-Médico Veterinario, Universidad Nacional de La Plata (FCV-UNLP)
-Especialización en Medicina Deportiva del equino, Facultad de Ciencias Veterinarias U.B.A.
-Director médico del Hospital Equino del Litoral, Concordia (Entre Ríos), Argentina

El médico veterinario, Julio Gesualdi, del hospital Equino del Litoral, nos brindó un análisis sobre el “Desplazamiento dorsal del Paladar Blando”.

Imagen ilustrativa

Dentro de las patologías que involucran al aparato respiratorio superior se encuentra el Desplazamiento dorsal del paladar blando o DDPB. Enfermedad común en la clínica diaria, cuándo los vareadores o jockey informan que el caballo es como… “que se traga la lengua o se infla y después larga el aire”. Al escucharlo entrenar hace un ruido característico en la espiración (cuándo larga el aire), parecido a un ronquido, signo que es muy importante ya que los caballos son respiradores nasales obligados (no pueden respirar por la boca).

Los autores coinciden que estadísticamente la principal causa es la de tipo congénita, por un menor desarrollo en un cartílago de la laringe que se llama cartílago epiglótico, (técnicamente se llama hipoplasia del cartílago epiglótico), siendo la función principal de este cartílago el anclaje del paladar blando debajo de él, durante la respiración. Si existe una alteración en ese anclaje el paladar blando se localiza por encima del cartílago epiglótico, provocando una alteración en la respiración. Hay autores que citan también como causa un desplazamiento hacia atrás de la laringe, por los músculos esternotirohioideo y omohioideo durante el ejercicio máximo.

El desplazamiento dorsal del paladar blando puede ser:

Intermitente (que sucede de vez en cuándo) ocasionando una obstrucción en la entrada de aire en el ejercicio, siendo quizás la causa más común.

Permanente (el paladar se encuentra desplazado en todo momento).

SIGNOS CLÍNICOS:

  • Estertores o “ronquido” durante el ejercicio intenso (principalmente en la espiración).
  • Disminución en el desempeño del caballo
  • Comentario del vareador o jockey que el caballo se “traga la lengua” o se “ahoga”.
  • Intento del caballo de respirar por la boca.

DIAGNÓSTICO:

  • Endoscopía
Endoscopía en reposo

Tanto la endoscopía en reposo o la endoscopía en movimiento (en un treadmill o cinta) nos va a permitir descartar tanto la causa intermitente cómo permanente del desplazamiento dorsal del paladar blando.

Endoscopía en movimiento o dinámica

Lo que vamos a observar por medio de la endoscopía es:

Larige nomal (izquierda) – Desplazamiento dorsal del paladar blando (derecha)

TRATAMIENTO:

  • Uno de los tratamientos más comunes cuándo el problema es diagnosticado es “atar la lengua” a la mandíbula del caballo, para evitar un desplazamiento de la laringe.
  • El uso del Bozal o Collar de Cornell (este genera presión sobre la laringe ayudando a que no se mueva, evitando del desplazamiento)
  • Quirúrgico:

– Miectomía (corte de los músculos) Esternotirohioideo y Omohioideo (dónde el caballo vuelve al entrenamiento unas 3 semanas luego de la cirugía).

– Técnica de Tie-Foward

Deja un comentario