La historia de Margaret, la veterinaria que transformó su casa en un hotel para gatos

El espacio se encuentra en Capital Federal y ya albergó a más de 1500 felinos. IntelVet dialogó con su dueña para conocer más sobre su trabajo en pos del bienestar animal.

La médica veterinaria Margaret Lean Cole

“He llegado por fin a lo que quería ser de mayor: un niño”, la frase del novelista Joseph Heller se adapta muy bien a la vida de Margaret Lean Cole, una médica veterinaria, recibida en la Universidad de Buenos Aires, que decidió aventurarse para cumplir el sueño que tuvo desde muy pequeña: ser la dueña de un hotel para gatos.

“La vida me llevó a trabajar en una empresa de software escribiendo documentación técnica, dando capacitaciones, entre otras tareas, sin ninguna relación con la veterinaria. Luego de los 50 años, cuando uno se replantea su vida y comienza a pensar si realmente cumplió sus sueños, me molestaba el no haber, al menos, intentado cumplir el sueño de mi vida: tener un hotel de gatos. La casa la tenía, los niños ya estaban algo más grandes y yo trabajaba desde casa escribiendo para la misma empresa de software. Entonces me animé a comenzar.

Uno de los espacio del hotel

Así nació “Espacio Gatos”, también conocido como Hotel Boutique Felino, un espacio pensado “para albergar felinos en un entorno lo más parecido a su ambiente natural y donde puedan desarrollar todas sus conductas propias de la especie: jugar, cazar, dormir, comer y hacer sus necesidades en un sitio tranquilo”, manifestó.

httpss://www.youtube.com/watch?v=7_1mhHadDIc&t=61s

El hotel alberga felinos que no pueden ser cuidados por sus dueños debido a vacaciones, viajes de trabajo, refacciones, mudanzas, entre otras cuestiones. También reciben estadías express de uno o dos días.

El sueño de Margaret se cumplió gracias al apoyo de sus seres queridos, que también aman a los animales. “Por cuestiones económicas todavía no estoy en condiciones de dejar mi trabajo estable, por lo que dedico la mitad del tiempo a cada trabajo. Debido a la gran demanda de huéspedes, mis dos hijos, mi esposo René y mi empleada de toda la vida, también colaboran. Además, contraté asistentes especialmente capacitados para atender a los gatitos”.

Los hijos de Margaret heredaron su amor por los animales

“Ya pasaron mas de 1500 gatitos por el hotel, de todo tipo de personalidades: asustadizos, curiosos, amigables, intensos. Tuve que hacer cientos de presentaciones y adaptar zonas para lograr la convivencia. Con toda esa experiencia, puedo comprobar, día a día, que todo lo que leemos o investigamos no siempre funciona en la práctica”, agregó.

“Lo fundamental es ofrecerle a los gatitos territorios separados, según sus actividades (zonas de alimentación, de descanso, de eliminación), mediante las cuales encuentran seguridad, satisfacción y realización como individuo”, destacó Margaret.

Primer piso: Zona de relax para gatos zen (siestódromo)

BIENESTAR ANIMAL

“Antes de recibir al gato, nosotros ya tenemos cargado en el sistema el relevamiento realizado telefónicamente y en las visitas que hacen las familias para conocer el lugar. Ya tenemos todos sus datos sanitarios, Y datos del tipo de personalidad, según el tutor, y el conocimiento de experiencias de vacaciones anteriores del michi. En base a eso, decidimos cual será el lugar donde lo ubicaremos al ingresar. Ejemplo: si es un gato miedoso o que no se lleva del todo bien con otros gatos, preferimos ubicarlos de entrada en las suites privadas con balcón del segundo piso. Si es un gato extrovertido o que ya se hospedo en nuestro hotel, utilizamos las “casitas de adaptación” de la planta baja. Desde ellas pueden ir oliendo y viendo a los demás gatos, pero sintiéndose seguro por estar en su refugio”, relató.

Planta baja: “El Disney de los gatos”

“De todas maneras, los vamos monitoreando permanentemente para cuando veamos que está tranquilo, ahí le abrimos sus “puertitas gateras” pero no lo forzamos a salir sino que esperamos salgan cuando quieran y se sientan seguros”.

“Para acelerar la adaptación, y hacernos amigos de los nuevos huéspedes, utilizamos algún alimento de valor (húmedo o golosina para gatos con la previa autorización de sus tutores), el juego, los mimos y los rociamos con feromonas de las superficies donde esta el michi”.

“Los gatos que ya nos visitaron alguna vez se adaptan mucho más rápido. De todas formas, en general, se adaptan y disminuyen en gran parte su estrés por el cambio de ambiente entre el primer día, los más extrovertidos y el cuarto día, los más miedosos”, finalizó.

httpss://www.youtube.com/watch?v=XpOf5nlduVs&t=10s
Viajar en auto con felinos

Los felinos que se hospedan en el hotel deben:

– Estar castrado a partir de los seis meses de edad.

– Estar vacunado contra la Triple Felina y contra la Rabia. Los menores a tres años, deben tener la vacuna anual de Leucemia aplicada al día.

– Estar desparasitados con un plazo no mayor a tres meses previos al ingreso.

– Tener resultado negativo de análisis de sangre reciente para VIF Y VILEF.

– Tener colocada una pipeta anti-pulgas un par de días antes de ingresar.

MÁS INFORMACIÓN:

Espacio Gatos, está ubicado en el centro geográfico de Capital Federal, en el límite de los barrios Chacarita, La Paternal y Villa Ortúzar.

WhatsApp al +54 9 11 3448 8000

info@espaciogatos.com.ar,

A través de Facebook e Instagram: “EspacioGatos” .

This Post Has 4 Comments

  1. Anónimo

    El lugar se ve hermoso, siempre veo todo lo que ponen y me parece hermoso!

    1. Diana

      Me encanta el lugar ! Si salgo de vacaciones te dejaría a mí Luly ! No hay duda de que hay amor en ese lugar !

  2. Anónimo

    Espectacular emprendimiento. Felicitaciones Margaret
    Julio Marce

  3. Aldana

    Amo a los gatos y este es mi lugar soñado. ¡Felicitaciones Margaret y familia! Hace falta gente con amor a los animales. ❤

Deja un comentario