“En la sociedad existe la idea fantasiosa de que debemos trabajar gratis porque amamos a los animales”

Desde IntelVet dialogamos con Santiago González Larrechart, el representante del Colegio de Médicos Veterinarios de Entre Ríos Seccional Paraná ciudad, sobre la campaña “El escrache es violencia”.

Lamentablemente las difamaciones y agresiones a médicos veterinarios a través de las redes sociales continúan ocurriendo en distintos puntos del país y, del mismo modo, surgen respuestas de parte de grupos de profesionales para que se terminen estas prácticas generando conciencia la tenencia responsable y los canales legales que existen para realizar cualquier tipo de denuncia por mala praxis o mal accionar de un veterinario.

Una de las últimas respuestas fue la organizada por la Seccional Paraná ciudad del Colegio de Médicos Veterinarios de Entre Ríos denominada “El escrache es violencia”. Al respecto, Santiago González Larrechart expresó que “la idea surgió por la indignación de nuestro grupo de colegas al ver el mal momento que estaba pasando una compañera, que es excelente profesional y muy buena persona”

A su vez, consideró que “se trata de una problemática de larga data, que antes se hacía a través de los diarios y ahora es por las redes lo que representa un cambio en la virulencia y la facilidad con la que la gente lo hace”.

González Larrechart agregó que “nos perjudica la idea fantasiosa de que nosotros tenemos que curar a los animales por ser veterinarios y que no deberíamos cobrar por lo que hacemos porque amamos a los animales. Eso es intolerable porque lleva a situaciones de frustración, maltrato, acoso, violencia verbal y física. No es menor el dato de que, a nivel mundial, la veterinaria es una de las profesiones con más alta tasa de suicidios”.

“A menudo nos llegan casos de pacientes en un estado muy grave con la exigencia de que salvemos al animal pero mucha veces no tenemos los elementos ni tampoco está el recurso económico de la familia para poder afrontar ese problema de salud”.

“Entendemos la parte emocional del vínculo de las personas con el animal y nosotros también sufrimos la pérdida de la vida de un paciente, pero ese vínculo mal entendido puede hacer que ciertas personas pierdan la racionalidad”, remarcó.

Finalmente, expresó que “desde el Colegio de Veterinarios de Paraná estamos en pos del buen accionar profesional que está sujeto a la responsabilidad personal”. Además, recordó que “somos humanos, nos podemos equivocar, pero para eso existen los órganos de control que aseguran que el accionar del profesional sea el correcto”.

Por su parte, el abogado Ezequiel Rudminsky, en una nota brindada a Canal Once de Paraná, aconsejó a los profesionales que “ante estas situaciones no actúen impulsivamente, que primero concurran al Colegio de Veterinarios de su provincia, que cuenta con las herramientas para protegerlos, también es pertinente acudir a un escribano para asegurar las pruebas, ante un eventual juicio, y también consultar a un abogado ya que existe un abanico de medios legales para defenderse ante esta situación”.

Deja un comentario