Importación de equinos: Continúan los controles específicos para rinoneumonitis

El Senasa los reforzó, a principios de marzo, en équidos provenientes de países europeos donde hubo brotes de la enfermedad.

Foto gentileza Senasa

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) mantiene las medidas adicionales y precautorias para rinoneumonitis equina, establecidas como refuerzo en las importaciones de equinos desde países afectados por esta enfermedad.

Cabe recordar que ante la comunicación por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España de la ocurrencia de un brote de rinoneumonitis equina en un centro hípico de Valencia, el Senasa solicitó a España y también a otros países afectados como Alemania, Francia, Bélgica, Qatar y Suecia, información sobre las acciones llevadas a cabo para la contención y atención del evento.

Asimismo, se establecieron medidas adicionales previas al envío a la Argentina de equinos procedentes de países afectados: deben presentar un resultado negativo a una prueba diagnóstica de PCR para la detección del herpes virus equino HEV-1, realizada durante la cuarentena pre-exportación en el país de origen y bajo control oficial.

Además, se requiere una certificación sanitaria anexa al Certificado Veterinario Internacional (CVI), firmada por la autoridad veterinaria, donde se indique que los equinos no manifestaron ningún signo clínico de infección por el HEV- 1 en el día del embarque y permanecieron, durante los 21 días anteriores, en una explotación en la que no se señaló ningún caso de infección por este virus.


PUBLICIDAD

Luego de su ingreso a la Argentina, los animales deben cumplir un periodo de aislamiento bajo control oficial durante un mínimo de 15 días, con inspección clínica y registro de la temperatura con frecuencia diaria.

Cabe mencionar que el periodo de aislamiento, tanto en el lugar de origen como en la Argentina, supera el periodo de incubación de la enfermedad, que se extiende usualmente entre 2 y 10 días, y con un máximo de hasta 15 días.

Es importante destacar que las medidas adoptadas, que superan a las recomendaciones brindadas por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), proporcionan un control sólido y razonable para prevenir la introducción a nuestro país del virus circulante en Europa.

La rinoneumonitis equina es una enfermedad contagiosa que afecta a los equinos, causada por un herpes virus. Los animales afectados pueden manifestar signos respiratorios, neurológicos y abortos en yeguas preñadas. Se trasmite a otros caballos a través del contacto cercano y la tos. No afecta a las personas ni a otras especies animales.

Fuente: SENASA

Deja un comentario