La historia de Ricardo Dohmann, el veterinario misionero que dirige una clínica en Münich, Alemania

En una charla exclusiva con IntelVet, Ricardo nos cuenta su experiencia, las diferencias entre ambos países y brinda un mensaje muy claro para todos sus colegas: “los veterinarios debemos hacernos valer”.

Ricardo Dohmann en su clínica.

Ricardo Dohmann nació en Eldorado, provincia de Misiones, en el año 1996 se recibió de médico veterinario en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Nordeste (Corrientes) y viajó hacia Alemania para realizar un doctorado en Cirugía de Pequeños Animales con las ganas, el entusiasmo y los temores de cualquier joven que se aventura hacia algo desconocido.

Después de seis años, obtuvo su especialización y estaba decidido a emprender el regreso a Argentina para trabajar y volcar todos sus conocimientos adquiridos en Alemania en su país natal pero el destino quiso otra cosa. Conoció a la médica veterinaria, Doris Tierärztin, se enamoró y decidió extender su estadía en el país europeo por tiempo indeterminado.

“En Alemania, el Veterinario tiene un status muy alto”


Hoy, más de 25 años después de su llegada, Ricardo, junto a Doris, dirige una reconocida clínica de cirugía y medicina interna de pequeños animales en la ciudad de Munich y accedió a dialogar con IntelVet para contar su historia de vida, las diferencias entre que existen en Argentina y Alemania y para dejar un mensaje muy claro para todos sus colegas: “los veterinarios debemos hacernos valer”.

“Cuando llegué a Alemania tuve que rendir exámenes para revalidar mi título y poder ejercer como veterinario. Fue muy difícil al principio, principalmente por el idioma, tuve que realizar cursos para aprender a leer y escribir pero con el tiempo lo fui perfeccionando”, mencionó Dohmann.

Ricardo estudió en la Universidad de Munich y desde un principio las diferencias entre lo que conoció en Corrientes y lo que se encontró allí fueron muy evidentes. “Era impresionante, sobre todo la parte del quirófano, los instrumentos, los equipos de anestesia, toda la parte diagnóstica no la teníamos en mi facultad”, recordó.

“Tener un animal es casi un lujo, es como tener un auto”

“En Argentina teníamos un sistema muy teorético en lo que se refiere a pequeños animales y la mayoría de las enseñanzas se realizan en base a caballos y producción animal. En ese aspecto aquí comencé desde muy abajo”, recalcó.


PUBLICIDAD

Luego de obtener su especialización, Dohmann tuvo la oportunidad de trabajar en una clínica privada, “la cual me ofreció un trabajo como cirujano principal y por fin pude aplicar lo mucho que había aprendido. Fue una sensación muy linda el sentir que todo el sacrificio tenía sentido y me ayudó mucho” expresó.

CLÍNICA PROPIA

Años después, con su esposa decidieron independizarse y comenzar el desafío de dirigir una clínica propia. “Mi esposa también es veterinaria, le gusta la medicina interna, y me ayudó mucho para tomar la decisión. Para hacerlo necesitamos los conocimientos, experiencia y también un apoyo económico ya que el equipamiento es muy costoso”.

Al respecto, desde IntelVet le consultamos sobre las posibilidades que se brindan en Alemania para cualquier profesional que decida comenzar un emprendimiento de esa magnitud. “Acá hay muchas más facilidades, el Estado te otorga préstamos muy buenos, pero, obviamente, que necesitas tener garantías para acceder a ellos. En ese aspecto nos ayudó mucho la familia de mi esposa porque sino nos hubiera sido imposible”.

Doris y Ricardo

La clínica que dirigen, llamada Kleintierpraxis Aschheim, se fundó en el año (1963) y Ricardo y Doris son los terceros dueños. Está integrada por ocho personas, de los cuales cuatro son veterinarios, y cuenta con quirófano, laboratorio, y equipamiento de última generación.

“Los seguros para mascotas funcionan bastante bien, cada vez más gente los tienen”

“Somos una clínica muy moderna y completa. Por ejemplo, cuando le sacamos sangre a un paciente, llevamos la muestra a nuestro laboratorio y en 20 minutos obtenemos los datos serológicos y hematológicos del animal, sin tener que salir de la clínica. Con esos datos evaluamos al paciente y también le hacemos el ultrasonido, la radiología, endoscopia o lo que necesitemos. Esto nos permite no estar adivinando qué le pasa al paciente y en la misma clínica poder hacer todo en menos de una hora. Establecemos el diagnóstico correcto e inmediatamente realizamos la operación o lo que cada caso requiera”, detalló Dohmann.

MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA EN YOUTUBE

FORMADOR DE PROFESIONALES

Para obtener su especialidad, Ricardo tuvo que trabajar durante tres años en una clínica en el norte de Alemania. Paradójicamente, hoy él es quien con su clínica forma profesionales en distintas especialidades, algo que lo obliga a estar capacitándose constantemente. “Tenemos un sistema de puntos que se actualiza cada año y en ese momento tenemos que tener una determinada cantidad de puntos anuales mínimo porque si no te sacan el derecho para formar profesionales”.

“Ese permiso es muy valioso porque el tenerlo te permite que colegas elijan tu clínica para hacer su especialización y es mas fácil conseguir buenos asistentes que tengan ganas de formarse mejor. Eso también nos obliga a estar capacitados constantemente porque si no estoy actualizado con los adelantos en la medicina veterinaria no puedo capacitar a otros profesionales”, añadió.

PANDEMIA Y ROL DEL VETERINARIO

Ricardo detalló que “durante la pandemia los veterinarios seguimos trabajando y la gente, al estar más tiempo en la casa, pudo dedicarle tiempo a las mascotas y eso significó que nuestro trabajo aumente entre un 15 y un 20%”.

Por otro lado, destacó que “desde que llegué me llamó la atención que en Europa el veterinario es muy respetado. Aquí es muy difícil poder estudiar y recibirse de veterinario por eso tiene un estatus muy alto”.

“No hay que esperar que alguien diga ‘es super’, sino tomar una postura activa y empezar por nosotros”

En ese sentido, reconoció que “ser veterinario requiere mucho estudio y mucho trabajo y eso es lo que tenemos que hacerle ver a la gente. Los veterinarios muchas veces somos los culpables porque no nos hacemos valer, ni a nuestro sacrificio y eso lleva a que regalemos nuestro trabajo”.

A su vez, manifestó que “la gente tiene que responder pero también depende de uno mismo el ofrecer algo bueno porque sino no podes pedirle a la gente que te valore. Primero hay que empezar por nosotros y luego pedirle a la gente”.

DIFAMACIONES EN REDES SOCIALES

“Hubo casos de difamaciones pero muy pocos, se ve más en la medicina humana. Aquí hay un sistema que se le da puntos a cada veterinario pero las personas por lo general no utilizan las redes sociales para difamar. Eso es algo muy grave y está bien que los veterinarios se organicen para evitarlos”, dijo Dohmann.

TENENCIA RESPONSABLE

“En Alemania las personas que tienen un animal están obligados a atenderlo y a llevárselo al veterinario, si tenes a tu animal en mal estado o que muestre alguna claudicación por ejemplo, las personas que lo ven te denuncian. Si vos querés un perro tenes que llevarlo al veterinario, es decir que los animales tienen el derecho a la asistencia médica”, añadió.

En ese sentido, Ricardo manifestó que “en general, para las familias promedio, acceder al tratamiento veterinario es muy caro, es casi un lujo tener un animal hoy en día. La mayoría tiene seguros que funcionan bastante bien, cada vez más gente asegura a sus animales y en unos años van a estar todos asegurados de otra forma es muy difícil tener una mascota”.

Ricardo Dohmann

SIEMPRE ES BUENO ESPECIALIZARSE”

Por último, Dohmann recomendó a los veterinarios y veterinarias que “siempre es bueno especializarse, y más si es en otro país. Yendo al exterior podes aprender mucho, te abre los ojos y todo lo aprendido lo podes utilizar para aportarlo en tu país. El que tiene la posibilidad le recomiendo que lo haga”, finalizó.

MÁS INFORMACIÓN

Para conocer más sobre la clinica de Ricardo pueden acceder en: http://www.kleintierpraxis-aschheim.de/

This Post Has 5 Comments

  1. Tupa jacquet

    Grande el gringo👏👏👏👏

    1. Anónimo

      Excelente el informe sobre el Veterinario Ricardo Dohmann. Que ejemplo para nuestro país!!!

  2. Anónimo

    Ricardo, todo un personaje, y buen ejemplo para los universitarios Argentinos, un fuerte abrazo.

  3. Gina Anders

    Extraordinario!

  4. Anónimo

    Hola! Hay alguna forma de contactar directamente al Dr Dohman? Soy un veterinadio chileno trabajando en USA y me interesaría buscar una nueva aventura profesional, esta vez en Alemania! Agradecería su contacto para hacer algunas preguntas.

    Patricio.

Responder a Tupa jacquet Cancelar respuesta