“El tráfico ilegal es la problemática más grande a la que nos enfrentamos los veterinarios de fauna silvestre de Latinoamérica”

En una nota exclusiva con IntelVet, el presidente de la Asociación Latinoamericana de Veterinarios de Fauna Silvestre (ALVEFAS), M.V. Leonardo Arias Bernal, se refirió a los objetivos de la entidad, las características y desafíos de los profesionales que se dedican a esa rama de la veterinaria y las diferencias con el resto del mundo.

Leonardo Arias Bernal es médico veterinario colombiano, recibido de la Universidad de La Salle de Bogotá, es magister en Bioética de la Universidad El Bosque (Bogotá), es profesor universitario, trabaja desde hace 20 años en el manejo, medicina y conservación de fauna silvestre en zoológicos y centros de conservación, actualmente, integra dos ONG que trabajan por la conservación del cóndor andino y el oso andino. Además, es miembro fundador y actual presidente de la Asociación Latinoamericana de Veterinarios de Fauna Silvestre (ALVEFAS), y forma parte de la junta directiva y es inspector de acreditación de zoológicos de la Asociación Latinoamericana de Parques Zoológicos y Acuarios (ALPZA).

En la charla exclusiva con IntelVet, Arias habló sobre los desafíos de su trabajo en conservación de fauna silvestre, los objetivos de Alvefas y la necesidad de agruparse entre los veterinarios de animales silvestres para elevar el nivel de conocimientos y de trabajo.

Arias explicó que Alvefas nació en el año 2014 con el objetivo de “mejorar el nivel de los veterinarios que trabajan con fauna silvestre y mascotas no convencionales en Latinoamérica a través de asesorías, cursos y congresos”.

“Había una necesidad de agremiación de los profesionales que trabajamos en fauna silvestre en Latinoamérica”, recordó Arias y luego añadió que “los socios fundadores son de Perú, México, Chile, Argentina y Colombia” pero actualmente “tenemos colegas de casi todos los países de Latinoamérica”.

DIFERENCIAS ENTRE LATINOAMÉRICA Y EUROPA

Sobre esa necesidad, explicó que “a diferencia del gremio de los pequeños animales que están financiados, en un gran porcentaje, por la industria farmacéutica, nosotros no tenemos un contacto tan masivo con la industria farmacéutica. Eso es un gran contraste con Estados Unidos y Europa donde la industria farmacéutica no se mueve por términos de volumen de ventas sino por investigación”.

“En la actualidad, muchos estudiantes tienen que irse a Estados Unidos o Europa porque acá no encuentran las condiciones adecuadas. Actualmente, si miramos la calidad de vida de un veterinario en Latinoamérica y la comparamos con uno de Estados Unidos, Europa o Australia, estamos a años luz de tener, por lo menos, las ventajas de un técnico veterinario en esos lugares”.

Al respecto, agregó que “la gran mayoría de los que trabajamos con fauna tuvimos que luchar mucho más que cualquier otra área de la medicina veterinaria y aún así nuestro posicionamiento profesional no se compara con la de otras partes del mundo”.

Además, detalló que “Latinoamérica genera muy poco conocimiento sobre el tema y lo que se investiga no se divulga, es por eso que trabajamos con lineamientos extranjeros, de Estados Unidos o Europa, que no son aplicables aquí”.

En ese sentido, Arias explicó que “uno de los objetivos de Alvefas, a través de una revista periódica llamada Zoológica, es darle la oportunidad a los profesionales de Latinoamérica para que muestren sus trabajos de manera gratuita y sin la necesidad de estar asociado. Con esta iniciativa buscamos apoyar a los nuevos profesionales que hacen sus prácticas en lugares con casuística muy interesantes que muestren su trabajo”.

PROBLEMAS DE LA ESPECIALIDAD

Particularmente, sobre la especialidad, explicó que “la problemática más grande que nos enfrentamos es el tráfico de fauna porque trae muchos problemas. El paso de la frontera de la vida silvestre y la vida humana genera enfermedades eso nos hace dar cuenta la cantidad de riesgo de toda índole que vivimos en esa frontera”.

“Otro problema que tenemos es la idiosincrasia latinoamericana, que caracteriza a todo el continente y hace que nosotros, por un lado, nos rebuscamos los métodos para hacer mejor el trabajo pero, en muchas ocasiones, nos quedamos en el rebusque y no queremos actualizarnos para hacer el trabajo más eficiente y cómodo. Pero no todos somos así, por eso, desde Alvefas, buscamos mostrar que hay muchas personas que trabajan de la misma manera y a la par de los mejores profesionales del resto del mundo”, agregó el veterinario colombiano.

Sobre las posibilidades de un veterinario para especializarse en Latinoamérica, Arias explicó que “México es el país que tiene más desarrollado los posgrados de fauna silvestre. Actualmente, en Colombia hay tres propuestas de especialización de manejo de fauna silvestres, de las cuales lidero una, y la idea es extenderlo a toda Latinoamérica y que se pueda hacer online, con el apoyo de Alvefas, porque si tenemos propuestas específicas aquí podemos mejorar mucho”.

Sobre su experiencia profesional, Arias relató que “siempre tuve pasión por la vida silvestre y la conservación. Lo mejor de mi trabajo es la satisfacción de ver a los animales en buenas condiciones, con buen estado físico y psicológico para enfrentarse a un ambiente, el trabajo en vida silvestre es lo mejor que le puede pasar a un veterinario que trabaje con este tipo de animales”.

En particular, mencionó el reciente caso sobre “el primer oso que se capturó dentro de la jurisdicción de un parque nacional de Colombia. Utilizamos protocolos de manejo de última generación, el animal reaccionó muy bien a la anestesia, le pusimos el antagonista, el animal duró dormido 40 minutos, se levantó y salió caminando como si nada. Además, le colocamos un collar de telemetría satelital que nos dio seis meses de datos en torno a la conservación de la especie en ese lugar”.

V CONGRESO DE ALVEFAS

Cada año, Alvefas realiza un Congreso Anual, el del 2020 fue el IV Congreso pero el primero de forma virtual y contó con la participación de veterinarios de Inglaterra y España. “El V Congreso está programado para fin de año y se basará en la rehabilitación de fauna silvestre y permitirá que los profesionales que trabajen en el tema puedan presentar sus trabajos con el objetivo de compartir los conocimientos con el resto de los colegas”, explicó el presidente de la ONG.

Sobre la posibilidad de asociarse a Alvefas, Arias dijo que “hay muchos colegas a los que le interesa el tema pero no han tenido la oportunidad de trabajar en fauna silvestre, entonces ya no es un requisito tener experiencia en el tema para asociarse”. En ese sentido, añadió que “al abrir estas ventanas se sumó más gente con diferentes perfiles y, para el futuro, no descartamos que podamos agregar a otros profesionales fuera de la medicina veterinaria”.

“Debemos pensar en cómo puedo yo colaborar con la comunidad, aportar al crecimiento de la especialidad, sin esperar nada a cambio porque esto es un trabajo ad-honorem, 100% voluntario. Los que conformamos Alvefas creemos en el proyecto y queremos crear una red grande de colegas y amigos para posicionarnos y mostrarle a la gente que podemos trabajar bien”.

“La visión que tenemos a futuro es lograr constituirnos como una ONG de referencia en el tema de medicina veterinaria de fauna silvestre. Queremos tener un porcentaje alto de miembros que estén trabajando por la conservación de la fauna silvestre, posicionándose dentro de Latinoamérica y aplicando los conocimientos”, finalizó Arias.

Deja un comentario