Endolisinas recombinantes: La alternativa para tratar la mastitis bovina desarrollada por científicos argentinos

Realizamos una entrevista exclusiva con la Dra. Alejandra Capozzo, quien lideró junto con la Dra. Leticia Bentancor el proyecto que fue distinguido en los Israel Innovation Awards 2020. “Buscamos alternativas para cambiar la manera de tratar a los animales sin modificar su capacidad de producción”, mencionó Capozzo.

Dra. Alejandra Capozzo

Alejandra Capozzo es licenciada en Ciencias Biológicas con orientación en Biotecnología y Doctora en Ciencias Biológicas de la Universidad de Buenos Aires. Posee un título post-doctoral en Inmunología Neonatal y Vacunología de la Universidad de Maryland, Baltimore, Estados Unidos. Es investigadora del Instituto de Virología del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (grupo de trabajo de la Sociedad de Medicina Veterinaria) y miembro de la Sociedad Argentina de Virología. Recientemente, fue distinguida en la VI Edición de Israel Innovation Awards 2020 por liderar el proyecto de “Endolisinas recombinantes como alternativa terapéutica a los antibióticos para el tratamiento de mastitis bovina” junto con Leticia Bentacor de la Universidad Nacional de José C Paz, y un equipo de veterinarios, bioquímicos, biotecnólogos, químicos, y biólogos.

Desde IntelVet dialogamos con la científica sobre el proyecto que se presenta como una alternativa a una de las enfermedades que más afecta al ganado lechero en todo el mundo.

“La investigación surgió dentro de un proyecto más amplio que tiene como objetivo desarrollar nuevos antimicrobianos sabiendo que la tendencia mundial es disminuir el uso de antibióticos. Además, el hecho de que hayan destacado nuestro proyecto en este evento significa que es un tema importante y que la idea es valiosa”, expresó Capozzo.

Al respecto, mencionó que la tendencia tiene que ver con que “los antibióticos generan bacterias multirresistentes que son un problema para los animales, para la producción y también para las personas. Es un cambio de paradigma que va a tener que cambiar en la cabeza de productores y veterinarios y, del lado de la ciencia, seguiremos aportando opciones para que no se pierda capacidad productiva”.

“El Staphylococcus aureus es un ejemplo claro de eso, ya que tiene muchas cepas multirresistentes, incluso a antibióticos de nueva generación. Se trata de una bacteria que hace biofilms y, además, causa mastitis y decidimos empezar por ella porque, desde INTA, siempre trabajamos con el sector veterinario”, añadió la doctora.

Bentacor y Capozzo

Sobre las endolisinas recombinantes, Capozzo explicó que “hay virus que infectan bacterias, de una manera muy específica, y, luego de eso, fabrican una proteína que se llama endolisina, que es la que reconoce la pared de la bacteria y la rompe, matando a la bacteria. Se trata de un proceso súper rápido lo que hace que no se generen resistencias y, por el otro lado, al ser específico, no afecta a otras bacterias uno de los principales inconvenientes de los antibióticos”.

“Con esa idea, en vez de usar el virus que afecta a la bacteria, con tecnología recombinante, fabricamos solamente la endolisina para matar a las bacterias. Eso se puede producir en cultivos bacterianos a gran escala, es muy barato de hacer gracias a que logramos un sistema de ingeniería genética y biotecnología muy particular, que permite que se exprese soluble en grandes cantidades. Esto lo hace factible para su producción”, completó la científica.

Sobre el estado de la investigación, Capozzo mencionó que “la iniciamos el año pasado, cuando pudimos volver a los laboratorios. Ya comprobamos que tiene actividad contra cultivos de la bacteria y quedamos en ese punto para llevarlo a una protección de patente. Ya empezamos las pruebas, primero sobre distintos aislamientos de la bacteria, después se trabajó con biofilms y comprobamos que son igualmente eficaces. El próximo paso es la prueba en animales que empezaríamos en los primeros meses del próximo año”.

Del mismo modo, explicó que “todavía estamos evaluando el método de aplicación. Pensamos varias opciones ya que, dado que es una proteína, se podría aplicar en la superficie de la ubre, de manera tópica o de aerosol o en cremas. Vamos a tratar de evitar la aplicación intramamaria porque nos parece muy invasiva y, dado que la endolisina es muy eficiente, tal vez no sea necesario salvo en casos particulares”.

“Lo que les complica la vida a los animales son las infecciones y si nosotros tenemos formas de evitarlas vamos a tener mejor producción. Eso se puede hacer de varias formas, por un lado, buscar alternativas a los antibióticos como lo que estamos llevando adelante y, por el otro, sabemos que todas las infecciones bacterianas suelen devenir de una infección viral previa por lo que estamos trabajando en la utilización de interferones lambda, que funcionan solo a nivel de las vías aéreas y digestivas e impiden que los virus ingresen al organismo”.

“También trabajamos con otros inmunomoduladores que pueden ayudar a mejorar la respuesta inmune de los animales, sobre todo la respuesta inmune innata para que tengan menos infecciones aun estando en condiciones de estrés”, añadió Capozzo.

En ese sentido, explicó que “nuestro objetivo es que con los antimicrobianos de nueva generación, más los antivirales y los inmunomoduladores podamos tener un paquete de opciones de nueva generación para cambiar la manera de tratar a los animales, sin modificar su capacidad de producción, siendo a la vez más amigable con el medio ambiente, con un enfoque de Una Salud”.

Dra. Alejandra Capozzo

Puntualmente, sobre la medicina veterinaria, la doctora consideró que “tiene que estar integrada al sistema de salud porque es una parte fundamental ya que la gran mayoría de las enfermedades son zoonóticas. La salud veterinaria es fundamental y, poco a poco, se va integrando más”.

Al respecto, recordó que “formo parte de una Red Argentina de Investigadoras e Investigadores de Salud, que incluye a veterinarios, periodistas, psicólogos, economistas, entre otros, porque consideramos que la salud es integral”.

Por último, Capozzo expresó que “debemos empezar a pensar qué daño estamos haciendo cuando usamos antibióticos como promotores del crecimiento, tenemos que empezar a tomar conciencia del daño que estamos haciendo en esto que tanto nos gusta luchar como es la idea de Una Salud”.

Deja un comentario