Brote de Herpes Virus Equino 1: Dialogamos con la veterinaria del INTA que realizó los diagnósticos

Se trata de la Dra. en Ciencias Veterinarias, Aldana Vissani, profesional asistente del Laboratorio de Virus Equino. En una entrevista exclusiva con IntelVet detalló el accionar en el caso y brindo recomendaciones preventivas.

Luego de que Senasa informe sobre los casos de Herpes Virus Equino 1 (HVE-1) en la localidad de Pilar, provincia de Buenos Aires, desde IntelVet dialogamos con la Dra. En Ciencias Veterinarias, Aldana Vissani, quien es profesional asistente del Laboratorio de Virus Equinos e investigadora de INTA (2005-actual) y fue la encargada de tomar las muestras y confirmar el diagnóstico de los caballos.

En primer lugar, Vissani recordó que “recibimos un llamado del hospital veterinario de San Isidro, diciendo que habían recibido dos animales con síntomas neurológicos, a los cuales lo tenían en box de aislamiento y querían descartar que sea herpes virus equino”.

“Luego del llamado fuimos hacia el lugar a tomar las muestras, y también nos comunicamos con el veterinario de la localidad de Pilar para saber qué estaba pasando y coordinar para realizar el día siguiente una toma de muestra de algunos animales. A partir de ahí, con todas las muestras obtenidas, hicimos el diagnóstico en el laboratorio”, mencionó.

En este sentido, la doctora remarcó que “lo que hacemos es tomar muestras de hisopados nasofaríngeos, sangre sin anticoagulantes para serología y sangre con anticoagulantes para hacer una extracción de linfocitos porque el virus tiene la particularidad de que “se esconde” de los anticuerpos dentro de los linfocitos y de ese modo se distribuye por el organismo durante la viremia”.

“Con las muestras obtenidas hicimos aislamiento viral en células, y PCR convencional múltiplex en el cual se detecta de manera simultánea al HVE-1 y al HVE-4 en el mismo ensayo y vemos la diferencia en el resultado para determinar si es uno o el otro”, agregó Vissani.

A su vez, “en el caso de que las muestras den positivas a HVE-1, se hace una PCR en tiempo real que nos permite diferenciar ante qué variante del virus estamos: A o G. En este caso, las muestras dieron positivas por aislamiento, por PCR convencional a HVE-1 y, a partir de ahí, se hizo la PCR en tiempo real que determinó que era la variante G”.

“En total, analizamos dos animales de San Isidro y cuatro de Pilar, de los cuales cinco dieron positivo. De los casos de Pilar, dos tenían signos clínicos, uno estaba cursando y otro había tenido la enfermedad y había dos asintomáticos”, añadió.

Por otra parte, la doctora recordó que “ante cualquier caso neurológico hay que hacer una denuncia a SENASA y también realizar el diagnóstico. A partir de eso, SENASA toma cartas en el asunto y toma las medidas necesarias para evitar una propagación. De nuestra parte, continuamos acompañando al establecimiento con sugerencias y consultas que ellos tienen sobre como seguir adelante”.

Consultada por las características del HVE-1, Vissani explicó que “el virus es endémico en todo el mundo. Es como el herpes en las personas, uno no sabe cuándo se infecta, el virus hace una manifestación clínica pero queda en latencia después, en los caballos pasa lo mismo, se infectan a muy temprana edad, por ahí de las mismas madres, y luego en los animales adultos el virus se elimina asintomáticamente cuando hace una reactivación, se excreta por vía nasofaríngea y vuelve a latencia. Ése el ciclo natural del virus”.

“Los signos asociados a esta infección son síntomas neurológicos, enfermedad respiratoria y/o abortos en caso de yeguas preñadas. Pueden darse concomitantemente los tres cuadros juntos, en distintos animales en un mismo brote, o pueden darse como entidades separadas”, añadió la especialista en virología.

Sobre el estrés como motor de las reacciones del virus, explicó que “no todos los animales reactivan el virus a la vez ante el mismo estímulo de estrés, sino que por ahí en uno, por alguna condición particular, el virus “se despierta” y hace viremia por el organismo, empieza a excretar virus y se produce el contagio hacia otros animales”.

“Las medidas preventivas son disminuir las situaciones de estrés en los animales, mantener un adecuado manejo de la bioseguridad, no compartiendo elementos, mordazas, bozales, el fibroscopio, u otros instrumentos, evitar el contacto de animales de distintas caballerizas en palenques o bebederos, entre otros”, explicó Vissani y aclaró que “entendemos que es una práctica que se hace engorrosa pero la realidad es que estas son las formas de prevenir enfermedades infectocontagiosas”.

Sobre las vacunas, remarcó que “hay una para yeguas gestantes, que se utiliza en el quinto, séptimo y noveno mes de gestación, otra que puede venir monovalente o polivalente, que se administra a los potrillos y luego se hacen un “booster” y con revacunaciones de acuerdo al fabricante”. Al respecto, la doctora aclaró que “ninguna genera la inmunidad real que desarrolla una infección natural pero, así y todo, es una forma de prevención porque en animales no vacunados el virus se va a transmitir y alcanzar niveles mayores que en animales vacunados”.

“Las vacunas están disponible en Argentina, aunque actualmente hay faltante porque cuando pasan estos casos todos quieren vacunar”. Sobre este punto, la especialista explicó que “si ante un brote uno empieza a vacunar a animales que nunca estuvieron vacunados la respuesta no va a ser rápida. Uno tiene que tener a la población vacunada, por eso sugerimos que los animales mantengan los planes de vacunación vigentes aunque la vacuna no sea obligatoria”.

Por último, Vissani expresó que “los veterinarios siempre tenemos que buscar la forma de prevenir las enfermedades e ir por delante de lo que puede pasar. Tenemos que aprender a tomar lo que nos dejó el coronavirus, sumarlo a nuestro conocimiento profesional y manejarlo en pos de la sanidad de los caballos. Prevenir siempre es mucho mejor que correr detrás tratando de solucionar los problemas”.

CONTACTO

Para comunicarse con el Laboratorio de Virus Equino o con la Dra. Vissani pueden hacerlo escribiendo a: vissani.aldana@inta.gob.ar o ivirologia.equinos@inta.gob.ar.

This Post Has One Comment

  1. Linda Ronald

    Nunca pensé que volvería a ser herpes negativo después de haber sido diagnosticado durante 4 años, he intentado todo lo posible en la vida de un médico a otro, de un hospital a otro, serie de pruebas, diferentes tipos de medicamentos, ya había perdido la esperanza hasta Me encontré con los testimonios en línea del gran Dr. Riaria, un especialista en medicamentos a base de hierbas de África, lo contacté a través de su correo electrónico y el número que obtuve de uno de los muchos testigos, y me preparó medicamentos para el herpes que tomé durante semanas y ahora Estoy completamente curado. He ido a distintos hospitales a chequeos para estar totalmente seguro y todos mis resultados son negativos. Quiero usar este medio para expresarle mi gratitud por salvarme la vida y curarme del virus del herpes, por quitarme todos mis dolores y tristezas, estoy realmente agradecido y estoy tan feliz de ser herpes negativo. Continuaré contando las buenas noticias de sus grandes trabajos a todos, si tiene el virus del herpes u otra enfermedad contáctelo ahora a través de: drriaria@gmail.com o WhatsApp al +2349134987375.

    https://drriaria.wixsite.com/website

Deja un comentario