Veterinarios de Norte a Sur: Entrevista con los presidentes de los colegios de Tierra del Fuego y Jujuy

Desde IntelVet conversamos con el Dr. Adrián de Antueno y el Dr. Omar Farfán sobre las problemáticas y desafíos del trabajo veterinario en los extremos geográficos de Argentina.

Más de 4000 kilómetros separan a las ciudades de Ushuaia (capital de Tierra del Fuego) y San Salvador de Jujuy (capital de Jujuy) y desde IntelVet logramos eliminar la distancia dialogando con el Dr. Adrián de Antueno, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, y el Dr. Omar Farfán, presidente del Círculo de Médicos Veterinarios de Jujuy, con el objetivo de conocer los desafíos, problemáticas y características de desarrollar la profesión veterinaria en los extremos Sur y Norte de Argentina.

El Círculo de Médicos Veterinarios de Jujuy fue creado en el año 1977 y actualmente cuenta con 248 matriculados, 167 están activos de los cuales 97 son hombres y 70 mujeres. La mayoría de los profesionales se dedican a pequeños animales, una menor cantidad hace pequeños y grandes y otro porcentaje se dedica a la parte de bromatología en distintos municipios de la provincia.

Por su parte, el Colegio de Médicos Veterinarios de Tierra del Fuego se constituyó en el año 2003, tiene 102 matriculados, con un 70% de veterinarios activos y con similar porcentaje entre hombres y mujeres. Aquí también la mayoría se dedica a pequeños animales, hay muy pocos que se dedican en exclusivo a grandes y alrededor del 30% trabaja en zoonósis en municipios y en salud pública a nivel provincial.

Consultado sobre las problemáticas que atraviesan los veterinarios en Jujuy, Farfán mencionó que “la venta ilegal de zooterápicos es una de las principales ya que ha causado muchos casos de intoxicación y muerte en animales”. Al respecto, añadió que “recientemente se pudo sancionar una ordenanza para regular la venta en San Salvador. Es un primer paso que esperemos se replique en otras localidades y a nivel provincial”.

Sobre el rol del Círculo en esta medida, Farfán destacó que “nos reunimos con el Concejo Deliberante y nos pudieron escuchar y entender. Ahora estamos capacitando a inspectores para que puedan identificar los zooterápicos”. Luego, remarcó que “para las inspecciones actuamos en conjunto con las municipalidades. Es un contratiempo no tener el poder de decomisar porque eso agilizaría el proceso ya que actualmente SENASA no tiene el personal necesario para hacerlo como necesitamos. Es por eso que estamos trabajando para realizar una nueva ley para el círculo que nos habilite esa facultad”.

El Dr. Omar Farfán durante la charla con IntelVet.

Por su parte, de Antueno reconoció que “no tenemos mayores problemas con la venta ilegal de zooterápicos ya que los únicos medicamentos de uso veterinario que se pueden llegar a ofrecer en supermercados son antiparasitarios externos, pulguicidas, collares o alimento balanceado de tipo Premium”.

“En caso de que algún colega note la irregularidad y lo denuncie al Colegio, nosotros nos presentamos ante el comercio y le explicamos que no puede hacer esa venta y lo retiran de las góndolas”, aclaró.

El Dr. Adrián de Antueno.

Lo que representa una problemática en Tierra del Fuego es la sobrepoblación de perros. En ese sentido, de Antueno recordó que “cuando llegué a Ushuaia, en el año 1977, el principal problema era que el 98% de los animales, tanto ovinos como bovinos, tenían quistes hidatídicos. Además, tuvimos casos de hidatidósis en humanos. La principal causa era la gran cantidad de perros que eran portador y principal factor de contagio de la enfermedad”.

“Gracias a un trabajo conjunto logramos llevar adelante un programa de control canino tanto en Ushuaia como en Río Grande, que incluyó mayores controles, identificación, desparasitaciones y el sacrificio de perros que no tenían dueño. El plan fue muy exitoso y, en 4 años se logró disminuir al 4% la hidatidosis en animales y eliminarla en humanos”, destacó y aclaró que “luego se discontinuó el plan y sumado a que nuestra provincia haya sido la primera del país en declararse no eutanásica, actualmente estamos sufriendo las consecuencias de ese descontrol”.

La sobreproblación es una problemática que también se replica en Jujuy, Farfán detalló que “hay mucha responsabilidad de la gente que no ejerce una tenencia responsable” aunque destacó que “hace 20 años la situación era peor y ahora se ha tomado mucho más conciencia pero aún así falta mucho”.

De izq a der: Canelo, Carignano, Del Campo y Farfán, integrantes de la Comisión Directiva del Círculo

“La gente tiene la mala costumbre de abrirle la puerta al perro, que se vaya todo el día y después vuelve a la noche. Por eso hay lugares con demasiados perros sueltos, entonces se crea una problemática porque los animales no están bien vacunados, desparacitados, a pesar de que se hace constantemente las campañas antirrábicas y se realizan las castraciones”, explicó al respecto el presidente del Círculo de Médicos Veterinarios de Jujuy.

Otra problemática que padecen los veterinarios, y se potenció durante la pandemia, son los escraches o difamaciones a través de redes sociales. En ese sentido, Farfán dijo que “han habido casos, no muchos pero tuvimos que intervenir a través de nuestro asesor legal para que le facilite los pasos a seguir al profesional que le toca vivir estos momentos” y agregó que “no tiene la misma repercusión el pedido de disculpas que el escrache”.

Sobre esa problemática, de Antueno agregó que “los veterinarios han sido atacado por las redes sociales y el colegio ha tenido que adquirir el rol de defensor de los colegas, como corresponde”.

CLIMA Y GEOGRAFÍA

Rodeos en Ushuaia.

Sobre el trabajo de los veterinarios en las épocas con temperaturas con gran cantidad de nieve, de Antueno explicó que “la nieve impide llegar fácilmente a los rodeos, por eso se traslada al ganado bovino a lugares más alto con fácil acceso”, a su vez complica que los bovinos se alimenten por lo que “para evitar la pérdida de peso se suplementa su alimentación con fardos”. A su vez, recordó que “los ovinos están genéticamente preparados para las bajas temperaturas por lo que el trabajo es similar al que se realiza en el resto del país”.

Ovinos

Por otra parte, comentó que “no realizamos vacunaciones ya que, debido a nuestra condición de isla, más el trabajo con COPROSA y SENASA, estamos libre de aftosa, brucelosis y tuberculosis” y valoró que “somos la única provincia de Latinoamérica con esa condición”.

Farfán acotó que “no recibimos quejas de que haya dificultades para desarrollar el trabajo debido a las condiciones climáticas o geográficas de la provincia”.

PANDEMIA: EL ROL DEL VETERINARIO Y UNA SALUD

La pandemia y el rol de los veterinarios fue otro tema sobre los cuales dialogamos. Farfán calificó como un “error dejarlos de lado” y consideró que “debería haber estado el asesoramiento veterinario desde un principio ya que está más acostumbrado a estos manejos, sobre todo los que trabajan con grandes animales en epidemilogía y en salud pública”.

Particularmente sobre la campaña de vacunación, recordó que “nosotros estamos considerados como agentes primarios de la salud pero nunca nos consideraron así. Desde el Círculo presentamos notas porque queríamos que se vacune a los colegas debido a nuestra exposición al circular y estar en contacto con gente, pero no nos dieron respuesta. Nos vacunaron en la lista general y, actualmente, todos los que se inscribieron están vacunados”.

“Desde el Colegio hemos requerido participación pero no fuimos convocados”, recordó de Antueno y añadió que “si hubo colegas que trabajan en salud pública que han tenido un rol más activo en el trabajo sanitario que demandó la pandemia pero no se ha logrado una integración para la tan promocionada Una Salud”.

En ese sentido, agregó que “nosotros somos los encargamos de llevar esta novedad, que ya tiene más de 40 años en el mundo, de tratar de lograrlo. El objetivo es conformar una unidad de conocimientos interdisciplinario”.

“Una salud es la mejor visión que se puede tener en la actualidad”, consideró Farfán y remarcó que “hay muchos factores que inciden en que no se cumpla. Por un lado, muchos médicos piensan que los veterinarios no tienen la formación para participar, no nos consideran como pares, creo que por desinformación. Otro factor es la falta de información en la sociedad, también una parte es un error de los veterinarios por no informar, los veterinarios tenemos que hablar mucho más del tema con la población y no solo entre nosotros. Y por último, está la parte política ya que es fundamental porque moviliza todo. Si no tenemos el apoyo de los funcionarios políticos se nos hace cuesta arriba avanzar con cualquier iniciativa”, concluyó.

COLEGIOS COMO DEFENSA DE LA PROFESIÓN

Por último, ambos brindaron sus consideraciones respecto a la importancia de los colegios para el desarrollo de la profesión en cada provincia.

“Tenemos que tomar conciencia de que el colegio es de todos, y todos debemos colaborar. Muchas veces pasa que, por más que uno quiera, no contás el tiempo para poder solucionar los problemas de todos a la vez. Por eso lo ideal es que se integre más gente al colegio, se formen más comisiones y se puedan solucionar todos los problemas en mucho menos tiempo”, remarcó Farfán.

En el mismo sentido, de Antueno consideró que “hoy la veterinaria tiene abierta muchas puertas y cualquiera de las especialidades que se quieran involucrar son lindas y dan resultados en la medida que uno busque lo que quiere hacer y se dedique. Nunca hay que dejar de estudiar ni de actualizarse y tampoco dejar de participar en las instituciones que nos cobijan, porque es importante porque es lo que defiende nuestra profesión y nos da una base de contacto a todos en el país”.

Deja un comentario