“Hoy tenemos la suerte de poder estudiar cómo devolverle a los animales estos 7000 años que llevan dando mucho de su bienestar a cambio de producción”

IntelVet realizó una entrevista con el Dr. M.V. Bernardo Kojic, especialista en producción avícola y en bienestar animal, donde se refirió a los nuevos sistemas de producción avícola en el mundo, la situación en Argentina, los nuevos consumidores y el rol de los veterinarios.

Dr. M.V. Bernardo Kojic.

Bernardo Kojic es un médico veterinario argentino, recibido de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Mayor de la República (Montevideo – Uruguay), tiene un doctorado en Medicina y Tecnología Veterinaria y Producción Avícola, se capacitó en bienestar animal en Professional Animal Auditor Certification Organization, fue profesor de la cátedra Bienestar Animal en la Universidad Nacional de La Plata y actualmente se desempeña como asesor avícola de granjas productoras de huevos. El destacado profesional realizó una entrevista exclusiva con IntelVet donde dialogó sobre bienestar animal, los nuevos sistemas de producción avícola en el mundo, la influencia de los consumidores, la situación particular de Argentina y el rol de los veterinarios.

“Creo que existe una definición de bienestar animal por cada organismo, institución o persona consultada. Para mí, la definición más acertada sería que lograr el bienestar animal es escuchar lo que los animales necesitan”, expresó Kojic.

En ese sentido, el veterinario añadió que “con el argumento de que los animales no hablan la mayor parte de las veces se omiten cosas obvias y necesarias. Por ejemplo, la gallina ponedora no tiene los mismos requerimientos que el pollo parrillero porque tienen una actitud y genética diferente, el pollo parrillero tiene menos intenciones de perchar, de salir al exterior, mientras que para la gallina ponedora eso es muy importante”.

“Está comprobado que los factores que más le preocupan a las gallinas ponedoras son la anidación, el perchado y el baño de arena. Las jaulas que en Europa toman en consideración esos requerimiento alcanzan un muy buen ranking de bienestar animal”, agregó.

Puntualmente, sobre la necesidad de anidar, Kojic relató que “se realizó un experimento donde se le ofreció a la gallina la posibilidad de pasar por una superficie restringida o de vencer una puerta con un peso creciente cuando está por comenzar su etapa de postura y cuando está con necesidad de alimento y se comprobó que el animal emplea entre 3 o 4 veces más de fuerza cuando está decidido a poner un huevo que cuando tiene hambre”.

“También hay jaulas en donde se han colocado nidos y las gallinas eligen poner sus huevos dentro del nido. Eso es colocarle un micrófono a la gallina y preguntarle qué quiere”, remarcó el veterinario.

Luego, explicó que “el perchado también es muy importante porque la garra se llama así porque agarra, no para que tenga la pata abierta arriba de una jaula. Es una posición necesaria que permite ejercitar más los músculos y las patas, mejorando la calidad ósea y disminuyendo las posibilidades de tener osteoporosis, una de las principales causas de muerte”.

Otro actividad que se le priva a las gallinas en jaulas tradicionales es el baño de arena que “es sanitario, porque al hacerlo se le abren las plumas, se ordenan, mejora la calidad térmica y se espulga debido a que llama la atención a las congéneres que le picotean los parásitos y los eliminan”, explicó Kojic.

Ejemplo de jaula enriquecida en Guatemala.

En Europa y Estados Unidos ya están más desarrollados los nuevos sistemas de producción avícola que privilegian el bienestar animal. Sobre la situación en Argentina, el especialista explicó que “está mucho más incorporado en la conciencia de los pequeños productores que en los organismos oficiales que se resisten a hacer cambios” y aclaró que “con cambios no me refiero a prohibir jaulas, sino a asumir y sentir que hay producciones que se pueden hacer diferentes, lo que generará beneficios no solo a los animales sino también a los seres humanos”.

Por otro lado, Kojic mencionó que “actualmente en Argentina hay consumidores que conocen la existencia de la producción alternativa en forma creciente aunque no todo el mundo está informado; a mucha gente le preocupa, hay una consciencia y requerimientos diferentes, ni mejor ni peor. Así como vos tenes la obligación de informar al consumidor si el producto tiene azúcares, sales, entre otros, hay requerimientos religiosos y ahora también éticos”.

Sobre éste punto, Kojic consideró que “Argentina está en pañales, abroquelada haciendo lo imposible para que no se aclare en la etiqueta de dónde proviene la producción, lo que es un gran error porque mientras no se aclara todo el mundo pone lo que quiere”.

Sobre el rol del veterinario en esta coyuntura, reflexionó que “hoy tenemos la suerte de poder dedicarnos a estudiar un poco más en cómo le podemos devolver a los animales estos 7000 años que llevan junto al ser humano dando mucho de su bienestar a cambio de su producción”.

En ese sentido consideró que “el argumento más usado por quienes no quieren cambiar nada en la producción es que nosotros estamos llamados a producir barato al mundo pero eso no nos salió bien”.

Luego volvió a mencionar la importancia del Estado para lograr cambios: “si los organismos oficiales no regulan se produce un desorden, los más grandes pueden tener una etiqueta más atractiva, no siempre cierta, y los pequeños tienden a la desaparición. En esta situación el veterinario puede ejercer como nexo entre la ciencia en la producción y la experiencia de los productores”.

Por último, Bernardo le envió un mensaje a los veterinarios que trabajan o quieren dedicarse a la avicultura: “Es un sector que necesita veterinarios comprometidos con la producción, la sanidad, el bienestar animal, las normas oficiales. Estamos en un mundo nuevo y bienvenido sea. Hay que respetar todos los gustos y todos los clientes pero hay algo que no se negocia: la salud y el bienestar del animal, el bienestar humano, y la seguridad del consumidor. El profesional que haya hecho esta tres cosas durante toda su carrera habrá cumplido con su meta”.

Deja un comentario